Festa Major de l’Albiol 2019

Imatge

FESTA MAJOR DE SANT MIQUEL 2019

 

Els dies 27, 28 I 29  de setembre,  l’Albiol  celebra la tradicional Festa Major de Sant Miquel.

 El divendres 27 de setembre  a les 18.30  hores i a la carpa del Mirador, es farà el pregó de la Festa Major a càrrec de Josep M. Pasqual Palau , a continuació es farà l’acte de lliurament dels xecs nadó i per acabar, a les 19.30 h al restaurant de l’Albiol hi haurà un pica-pica popular a càrrec de l’Ajuntament de l’Albiol.

La Festa continuarà dissabte amb l’actuació de la coordinadora “La Polaina” de la Selva del Camp amb els seus balls  i amb l’estrena dels nanos, tot seguit diversió amb el burro dels jocs i a les 12.00 h , a la carpa del mirador , dinar de germanor : la paella popular.

Per la tarda es començarà amb l’espectacle “Abracadabra” amb el Mag Gerard, a les 18.30 h es podreu degustar a la carpa del mirador, la xocolatada popular organitzada per l’Associació de Dones de l’Albiol. Tot seguit els nens i nenes podran fer-se una samarreta al gust de cadascun i per acabar hi haurà el ball amenitzat per “FORES BAND”

 Durant tot el dia del dissabte, al nucli històric, hi haurà mercat de productes artesans i de proximitat.

  Diumenge 29 de setembre,  l’activitat de la Festa Major  començarà a les 9.30 hores pels carrers del nucli antic amb el concurs de pintura ràpida, a les 10.00 h es celebrarà a la Parròquia de Sant Miquel Arcàngel la Missa en honor al Patró Sant Miquel que anirà acompanyada amb violí i piano a càrrec de Laia Masdeu i Georgy Olshanetsky. A les 11.00 h al local de l’ADF es faran les VIII Jornades amb el títol “ SOS La Terra en Flames” organitzades per l’Associació ALVEOLUS. A les 11.30 h podreu ballar sardanes amb la cobla principal de Tarragona, seguidament podreu gaudir de la trobada de cotxes antics. A les 13.30 h hi haurà un vermut popular a la carpa del mirador i acabarem la Festa amb un dinar de la vellesa al restaurant de l’Albiol.

 

ANIMEU-VOS!!!!!   NO US LA PERDEU!!!!!

 

 

CUANDO FRAGA IRIBARNE QUISO PROMOCIONAR TURÍSTICAMENTE L’ALBIOL (TARRAGONA)

Imatge

Un Proyecto para turistas “no vulgares”

Por José Fco. Marín

Fotografías: M.J. de Ahumada

Als germans Batlle i Bastardas per les facilitats donades per poder accedir els seus fons documentals familiar privats

A partir de los años ’60 del siglo pasado (s. XX), cuando ya el turismo masivo había invadido las costas españolas -sobre todo algún sector de las de Catalunya- siendo ministro de Información y Turismo, (gran amante de la “caza”), Manuel Fraga Iribarne (10 de julio de 1962-29 de octubre de 1969) desde el gobierno central de la dictadura se intentaron dos cosas. Primera, controlar que esta entrada “masiva” no pudiera ser aprovechada por aquellos que sembraban ideas y acciones contra el gobierno de Franco; segunda: poner un poco de orden en lo que se había convertido en un magma turístico de todos los colores, menos de lo que pudiera ser un turismo de calidad y mayor rendimiento económico. El año 1962 se publica por los técnicos de la Secretaría de ordenación Económico Social de la Presidencia del Gobierno el Estudio sobre un plan para la ordenación turística de la Costa Dorada, que contempla, entre otros, los siguientes temas:

  • Previsión del turismo receptivo hasta 1965
  • Repoblación forestal, jardinería, caza y pesca (de las zonas turísticas)
  • Obras públicas necesarias (en dichas zonas)
  • Rentabilidad (sobre todo, de un nuevo turismo de mayor calidad: “no vulgar”)

El 20 de agosto de 1962 se crea la Asociación Turística de la Costa Dorada.

(El fondo documental de las Delegaciones de Información y Turismo de Tarragona de aquella época ha sido depositado y se puede consultar en el Arxiu Històric de Tarragona)

El año 1964 la Subsecretaría de Turismo crea el Registro de denominaciones geoturísticas (BOE, 10 de abril de 1964, n.87) y con un mes de antelación, por la Orden de 21 de marzo, ya se habían dado las Restricciones y condiciones para llevarlas a cabo. Durante toda una década habrá una serie de proyectos (todos ellos cargados de intereses territoriales y de inversores buscando el beneficio) hasta que por los años 1974 y 1975 se configura las Zonas y pueblos de interés turísticos de la Costa Daurada: p.e. Tarragona, balcón del Mediterráneo

Este es el contexto, simplificado, de lo que, por estos años, se movió en el municipio de l’Albiol que ha llamado nuestra atención y que, al comentarlo, para contrastar documentación con realidad -como siempre- he provocado la sonrisa irónica y cariñosa de quienes lo vivieron y aún lo recuerdan con una filosofía que pudiera ser acertada: ¡Agua pasada no mueve molino! Continua llegint

Un graffiti a cincel y martillo junto al castillo de l’Albiol

Imatge

paco_7552

Castell de l’Albiol

Texto: José Fco. Marín

Fotografias: Derviche&Company

Tratamiento postfotográfico: María G.

Tal vez lo de “graffiti” del título me vino sugerido por llamar la atención del posible lector. Hoy en día el arte del graffiti -qué se debe considerar como “graffiti”- está bastante decretado por los entendidos, aunque ello mismo vaya, pienso yo, en contra de su íntima naturaleza, un arte libre, creativo en cada una de sus piezas y en busca de nuevas formas.Existen en la actualidad muy buenas historias sobre este arte reciente del “graffiti”, su génesis y la filosofía interna de estas pintadas/pinturas, esencialmente urbanas. La verdad de haberme tomado esa libertad en el titulo es que todos los entendidos coinciden en decir que uno de los antecedentes del actual “graffiti” son las eternas pintadas, inscripciones y dibujos anónimos en paredes, árboles y objetos que de siempre encontramos por doquier. Desde las inscripciones con faltas de ortografías en las paredes de las viejas tabernas de Pompeya, redescubiertas al hacer emerger el edificio de las cenizas del Vesubio (que, por cierto, tales frases sirvieron a más de un erudito para ir poniendo señales al camino que va del latín vulgar a las lenguas romances) hasta las más recientes pintadas en la pared del más inusitado edificio o lugar, o la pintarrajeada puerta más pudenda de cualquier retrete. ¿Por qué, pues, no iba yo a considerar como uno de esos antecedentes del graffiti esa frase esculpida a cincel y martillo en una de las rocas de la cima del castillo de l’Albiol? Si su autor, al grabarla sobre la roca, no pensó en el carácter “efímero” que según los entendidos debe conllevar un graffiti, el tiempo, la lluvia, el hielo y las ventadas del lugar están socavando su solidez. Continua llegint