CUANDO FRAGA IRIBARNE QUISO PROMOCIONAR TURÍSTICAMENTE L’ALBIOL (TARRAGONA)

Un Proyecto para turistas “no vulgares”

Por José Fco. Marín

Fotografías: M.J. de Ahumada

Als germans Batlle i Bastardas per les facilitats donades per poder accedir els seus fons documentals familiar privats

A partir de los años ’60 del siglo pasado (s. XX), cuando ya el turismo masivo había invadido las costas españolas -sobre todo algún sector de las de Catalunya- siendo ministro de Información y Turismo, (gran amante de la “caza”), Manuel Fraga Iribarne (10 de julio de 1962-29 de octubre de 1969) desde el gobierno central de la dictadura se intentaron dos cosas. Primera, controlar que esta entrada “masiva” no pudiera ser aprovechada por aquellos que sembraban ideas y acciones contra el gobierno de Franco; segunda: poner un poco de orden en lo que se había convertido en un magma turístico de todos los colores, menos de lo que pudiera ser un turismo de calidad y mayor rendimiento económico. El año 1962 se publica por los técnicos de la Secretaría de ordenación Económico Social de la Presidencia del Gobierno el Estudio sobre un plan para la ordenación turística de la Costa Dorada, que contempla, entre otros, los siguientes temas:

  • Previsión del turismo receptivo hasta 1965
  • Repoblación forestal, jardinería, caza y pesca (de las zonas turísticas)
  • Obras públicas necesarias (en dichas zonas)
  • Rentabilidad (sobre todo, de un nuevo turismo de mayor calidad: “no vulgar”)

El 20 de agosto de 1962 se crea la Asociación Turística de la Costa Dorada.

(El fondo documental de las Delegaciones de Información y Turismo de Tarragona de aquella época ha sido depositado y se puede consultar en el Arxiu Històric de Tarragona)

El año 1964 la Subsecretaría de Turismo crea el Registro de denominaciones geoturísticas (BOE, 10 de abril de 1964, n.87) y con un mes de antelación, por la Orden de 21 de marzo, ya se habían dado las Restricciones y condiciones para llevarlas a cabo. Durante toda una década habrá una serie de proyectos (todos ellos cargados de intereses territoriales y de inversores buscando el beneficio) hasta que por los años 1974 y 1975 se configura las Zonas y pueblos de interés turísticos de la Costa Daurada: p.e. Tarragona, balcón del Mediterráneo

Este es el contexto, simplificado, de lo que, por estos años, se movió en el municipio de l’Albiol que ha llamado nuestra atención y que, al comentarlo, para contrastar documentación con realidad -como siempre- he provocado la sonrisa irónica y cariñosa de quienes lo vivieron y aún lo recuerdan con una filosofía que pudiera ser acertada: ¡Agua pasada no mueve molino!

La Delegación de Información y Turismo ubicada en Reus, por los años 1962 y 1963, dentro de lo que se había denominado “Costa Dorada”, se encargó del diseño y desarrollo de un gran Proyecto de la zona turística de Salou, Cambrils,… hacia la montaña. Este Proyecto estaba diseñado con nuevas perspectivas turísticas muy a lo “Fraga”: lugares paradisíacos, hoteles de estilo Parador Nacional, grandes zonas de Caza Mayor, oferta a clientes con recursos económicos y financieros. Sin pretenderlo nos ha venido a la memoria la película “La escopeta Nacional”, de Luis García Berlanga. ¡Muchas verdades en un largometraje de humor e ironía esperpéntica¡

Y aquí aparece, en este diseño y desarrollo de un gran Proyecto de la zona turística de costa tarraconense hacia la montaña, l’Albiol! Su municipio se proyecta como eje central del futuro turístico de la montaña, pensado para turistas con recursos económicos y de naturaleza, según quedó definido en uno de los documentos, “no vulgares” (sic)

¿Por qué l’Albiol?

“El pueblo de Albiol está situado en un altozano a unos 900 metros, coronado por un castillo y levantado por los árabes y enmarcado por las sierras de la Estelada y Gravet, cubiertas de espesos bosques y manantiales, por su estratégica situación es uno de los más bellos miradores del Campo, dominando desde la Sierra de Pandols y Cavalls hasta Montserrat, todo el litoral tarraconense está a sus pies y en los días claros no es difícil divisar el Mont Major de Mallorca…. “ (Apéndice I: Carta del alcalde de l’Albiol, Salvador Agustench, al gobernador civil de Tarragona, Rafael Fernández Martínez, del 5 de agosto de 1964, pág. 1: Arxiu privat de lasfamilias Batlle Bastardas y Ahumada Batlle)

El gobierno municipal razona ante el gobernador civil que está comprometido en esta tarea de expansión turística de la montaña por la suerte de sus vecinos:

“El principal deseo… es asegurar la pervivencia de sus actualmente escasos moradores, dignos de mejor suerte pues los mantiene allí, no tanto el beneficio que sacan de sus tierras, como el amor que sienten por ella” (Ibid. , pág. 1)

Lógicamente todo responde a la movilización que desde el año 1962 viene realizando la Delegación de Información y Turismo de Reus y la acogida positiva de determinadas personas con ciertas influencias y vinculadas, algunas de ellas, al municipio de l’Albiol. El equipo de gobierno municipal de l’Albiol en estos años estaba constituido, según consta en las actas municipales, de esta forma:

Alcalde: Salvador Agustench Juanpere (22/03/1908)

Concejales: Pedro Masdeu Prats (30/09/1901)

Juan Fuguet Isern (20/10/1929)

José Maideu Roig (24/12/1920)

(Arxiu Consell Comarcal del Baix Camp, Reus: Font documental municipi de l’Albiol)

Lo primero que, en esta “movida” desde Reus y l’Albiol, se lleva a cabo es promocionar la visita al territorio, de difícil acceso por falta de una carretera adecuada y pocos recursos económicos. Un ejemplo de de este nuevo interés por el municipio por entidades públicas no municipales es cómo se prepara la Festa Major, “Festividad de San Miguel”, el 29 de septiembre de 1963. En el oficio religioso intervienen dos corales: la Schola cantorum de La Selva del Camp y la Coral Santa Cecilia de Reus; esta última, a más, lleva a cabo un recital de “canciones de montaña”. Está presente, también, el Esbart Bravium del Centro Católico de Reus. Como Nota, en el programa, se informa:

“A partir de las 9 h. saldrán omnibús (sic) para Albiol del Centro de Iniciativas (sic) y Turismo de Reus, calle San Juan, 36, se admitirán reservas de billetes por todo el día 27 de septiembre en dicho Centro, precio 20 pts.”

Pero lo que realmente llamó nuestra atención fue lo que en el Programa se señala para las 12,45 h.:

“El Sr. Alcalde tendrá un cambio de impresiones con las personas interesadas en la constitución de la Asociación de “Amics de l’Albiol” (sic; por primera y única vez aparece en la documentación encontrada por ahora el título de la posible asociación en catalán)

Tenemos constancia de la presencia en esta reunión de don Albert Batlle de Balle, uno de los propietarios de Bonretorn, y un señor muy celebrado por vecinos que aun recuerdan la jornada, Sr. Calaf.

Durante lo que resta de 1963 y el primer semestre de 1964 deducimos que hay gran movimiento y gestiones de las partes implicadas, ya que a primero de agosto encontramos una carta-nota, sin formalismos, del secretario del ayuntamiento de l’Albiol, Sr. Manuel Fornós, al alcalde de l’Albiol:

“Maspujol, 1 agosto 1964

Sr. D. Salvador Agustench

Albiol

Por casualidad me he enterado en Tarragona que el martes próximo a las doce del mediodía subirá a Albiol el Gobernador civil. Como no sé si habrá recibido aviso, le mando estas líneas para que se entere y se sirva convocar a los señores del Ayuntamiento. Podría avisarse al Sr. Juez también para la recepción. Le recomiendo pase aviso y les indique que no falten a la recepción.

Queda como siempre s sus órdenes

Fdo. Manuel Fornos

(Apéndice II: Arxiu Consell Comarcal del Baix Camp, Reus: Font documental municipi de l’Albiol)

Exactamente, aunque quien debía venir –y así fue anunciado- era el mismísimo Fraga Iribarne, quien visitó l’Albiol y la zona fue el Gobernador civil de Tarragona, interesado por conocer las posibilidades que pudiera tener l’Albiol para el desarrollo turístico de montaña que, desde la Delegación de Información y Turismo de Reus, se promocionaba. El Gobernador Civil de Tarragona, Rafael Fernández Martínez, dependía directamente de otro ministerio, pero era muy amigo de Fraga Iribarne y, prácticamente, en este tema estaba a sus órdenes. Era gallego, nacido en Pontevedra, y antes de serlo de Tarragona lo había sido, precisamente, de su ciudad natal, “recomendado” por Fraga.

En la visita del Gobernador civil a l’Albiol para el Proyecto de Fraga (que el Gobernador civil conocía a las mil maravillas) se le mostró las posibilidades y las carencias que, para alcanzar lo proyectado, el pueblo de l’Albiol tenía. Todo lo cual el Gobernador civil le pidió al alcalde se lo expusiera y enviara por escrito. La visita la recuerda quien asistió con su padre y abuelo, siendo una niña, Dolors Batlle Bastardas, como una parafernalia política protocolaria de la que recuerda que se habló mucho de animales para la Caza Mayor: jabalíes, ciervos a introducir,…

Días más tarde, desde el ayuntamiento de l’Albiol se le hizo llegar un extenso escrito en el que, como ya hemos anotado, en primer lugar se argumentaba las posibilidades que tiene la zona y, a continuación, las infraestructuras que se necesitaban para hacer posible el proyecto. Fundamentalmente se pedía: luz eléctrica, agua, carretera y teléfono. (Apéndice I: Carta del alcalde de l’Albiol al Gobernador civil de Tarragona: Arxiu priva familia Batlle Bastardas y Ahumada Batlle)

Todo ello el pueblo lo venía demandando desde, al menos, el año 1951. Por última vez, se le había pedido insistentemente al anterior Gobernador Civil el año 1960. (Cfr. Apéndice III: Comunicación-Respuesta del alcalde de l’Albiol a un Oficio del Gobernador Civil de Tarragona, 27 abril 1960: Arxiu Consell Comarcal del Baix Camp: Reus: Font documental municipi de l’Albiol)

Lo que el Gobernador civil quería saber, sobre todo, era los planes y deseos que anima a los “Amigos de Albiol” y quienes formaban la Asociación. El alcalde en su carta expone que la entidad está compuesta por “naturales del pueblo, vecinos, veraneantes, propietarios…. Y los que desean el remozamiento del pueblo, de sus bellezas naturales y conocen la nobleza de su historia…”

El gobierno municipal está convencido de que si a l’Albiol se le dota de las infraestructuras de mínimas de carretera, agua, electricidad y teléfono, tal como se acordó en la última Asamblea Provincial de Turismo, el Proyecto será posible con un gran resultado:

“Las montañas de l’Albiol están predestinadas a recuperar su grandeza contribuyendo al desarrollo turístico de la Costa Dorada, pues existe el proyecto, si bien todavía en embrión, de gran alcance y rentabilidad de establecer en los términos municipales de Albiol, Musara, La Febró y Montral, un coto de caza mayor. Actualmente existen importantes manadas de jabalíes, pero contando con el Servicio Nacional de Caza y Pesca es factible la repoblación cinegética de gamos, ciervos y otras especies que se aclimatarían fácilmente. No hay duda que ello habría de atraer gran cantidad de cazadores, turismo caro, que al tiempo que daría gran prosperidad al pueblo, pues allí habría que levantar un hostal de caza, supondría para los hoteles de la costa, dada su proximidad, el gozar de muy muy buena clientela durante los meses de invierno”

(Apéndice I: Carta del alcalde de l’Albiol, Salvador Agustench, al gobernador civil de Tarragona, Rafael Fernández Martínez, del 5 de agosto de 1964, pág. 2: Arxiu privat de las familias Batlle Bastardas y Ahumada Batlle

Puesto que el alcalde de l’Albiol dice en su carta al Gobernador civil de Tarragona que “Esta entidad (Asociación Amigos de Albiol) está compuesta por…” dábamos por concedida su aprobación gubernamental. Como el fondo documental del Gobierno Civil de Tarragona se encuentra en el Arxiu Històric de la ciudad, que tiene toda su documentación ordenada y catalogada, pensamos que encontraríamos la documentación referente a la aprobación de la Asociación de Amigos de Albiol sin problema. Y que en ella aparecerían ya con nombres y apellidos las personas que estaban tomando parte, desde el l’Albiol y la Delegación de Información y Turismo de Reus, en este proyecto. No ha sido así. Y, finalmente, sabemos, gracias a Joan Fuguet Isern, concejal de l’Albiol en aquellas fechas, que no fue así. La Asociación amigos de Albiol, nos dicen él y Joan Isern Altés (memorias vivas de l’Albiol) que Asociación nunca fue aprobada.

Sabemos que el ayuntamiento de l’Albiol estuvo presente en la Asamblea Nacional de Municipios Turísticos, celebrada en abril de 1967. Constituían la mesa directiva el presidente de la Diputación de Tarragona, el Delegado de Información y Turismo y los alcaldes, secretarios, técnicos y personas calificadas de los municipios (Apéndice IV: Comunicado del Gobernador Civil de Tarragona al alcalde de Albiol sobre la Asamblea Nacional de Municipios Turísticos: Arxiu Històric de Tarragona: Fons documental de la Delegación de Información y Turismo)

Por lo visto, acabó la Asamblea Nacional con gran animación y se constituyeron grupos de trabajo que actuaron durante el año 1967 y junio de 1968. El día 26 de junio de 1968, en un bueno Comunicado del Gobernador Civil se alaba todo el trabajo que se realiza, pero, en definitiva, viene a decir que todo ha de estar “controlado” por la Autoridad. Ni una reunión se puede hacer que no sea conocida y permitida por Gobernación. Incluso:

Las Asociaciones legalmente constituidas no están en ningún caso excluidas de la aplicación de las normas precedentes de acuerdo con la citada Orden de 9 de mayo de 1940”

(Apéndice V: Comunicado del Gobernador Civil al Alcalde de Albiol sobre peticiones de permisos gubernamentales: Arxiu del Consell Comarcal del Baix Camp, Reus: Fons del municipi de l’Albiol)

A partir de estas fechas sólo hemos encontrado, en la documentación relacionada con el desarrollo turístico de la Costa Daurada, el nombre de l’Albiol en una hoja suelta de apunte a lápiz dentro de una relación de “pueblos abandonados”

Así, pues, l’Albiol se quedó sin entrar en el Proyecto de desarrollo turístico. Su coto de caza quedó sólo con jabalíes, pero la maravilla del lugar, su paisaje, sus bosques,… siguen estando presentes y existiendo. La lucha por la calidad de su medioambiente y la belleza de sus montañas y sus masos siguen adelante. A pesar de quienes están interesados de que no sea así, económicamente hay otras salidas para l’Albiol más allá de los intereses muy oscuros de los que quieren imponer el destrozo de sus riquezas naturales por canteras como La Ponderosa y otras técnicas extractivas, aún más destructivas, que el capital inversor de la misma ya tiene en mente. Porque el dinero ni el destrozo de la naturaleza se contenta nunca con lo que tienen. Siempre obsesivamente quieren más, más, más…

 

APËNDICES DOCUMENTALES:

 

Apéndice I: Carta del alcalde de l’Albiol, Salvador Agustench, al gobernador civil de Tarragona, Rafael Fernández Martínez, 5 de agosto de 1964: Arxiu privat de las familias Batlle Bastardas y Ahumada Batlle

Apéndice II: Carta del secretario al alcalde de l’Albiol: Arxiu Consell Comarcal del Baix Camp, Reus: Font documental municipi de l’Albiol)

Apéndice III: Comunicación-Respuesta del alcalde de l’Albiol a un Oficio del Gobernador Civil de Tarragona, 27 abril 1960: Arxiu Consell Comarcal del Baix Camp: Reus: Font documental municipi de l’Albiol Apéndice IV: Comunicado del Gobernador Civil de Tarragona al alcalde de Albiol sobre la Asamblea Nacional de Municipios Turísticos: Arxiu Històric de Tarragona: Fons documental de la Delegación de Información y Turismo) Apéndice V: Comunicado del Gobernador Civil al Alcalde de Albiol sobre peticiones de permisos gubernamentales: Arxiu del Consell Comarcal del Baix Camp, Reus: Fons del municipi de l’Albiol

Un comentari a “CUANDO FRAGA IRIBARNE QUISO PROMOCIONAR TURÍSTICAMENTE L’ALBIOL (TARRAGONA)

  1. Me parece un trabajo extraordinario de investigación, el que seguro que muy pocos conocían. Supongo que el inicio de las plantas petroquímicas en los alrededores de Tarragona (1965 -1967) influiría algo para que todo ese proyecto no se consolidara. Pero de todas formas, los bosques, montañas etc. están en el mismo sitio y es nuestra obligación el que perduren como riqueza natural para futuras generaciones, muy a pesar de los intereses económicos de aquellos a los que la naturaleza les resbala hacia el bolsillo-

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *